“Queen Emeraldas” el manga de Leiji Matsumoto protagonizado por una indómita pirata espacial

Si bien es cierto que este nuevo año no ha empezado tan bien como todos esperábamos, las editoriales de cómic parece que se han propuesto seguir publicando grandes títulos. De entre todas las novedades de enero, una de las más esperadas era la publicación de Queen Emeraldas, un manga de aventuras y ciencia ficción con una protagonista inolvidable.

Leiji Matsumoto, el autor de esta obra nacido en 1938, ganó con sólo dieciséis años el primer concurso de historias largas de la mítica revista Manga Shonen en Japón. A partir de 1970 desarrolló un estilo propio muy reconocible, no sólo en cuanto a su dibujo y narrativa, sino también en los temas que trataba en sus obras a través del género de la space opera, conocido en castellano como aventura o epopeya espacial. Una de sus obras más conocidas en nuestro país es Capitán Harlock (publicado en la actualidad por Norma) y de entre todos los personajes que se cruzaron con el protagonista, Emeraldas es sin duda el más impactante e interesante.

Queen Emeraldas está protagonizado, valga la redundancia, por Emeraldas una mujer terrícola indómita, orgullosa y, ante todo, libre. Emeraldas, quien comparte nombre con su propia nave, surca el espacio vagando en teoría sin rumbo. Conocida en infinidad de colonias espaciales, la gente la recuerda de distintas maneras: pirata, bruja, fantasma, justiciera, libertadora… nada ni nadie es capaz de detenerla en su camino. Pero tampoco nadie sabe hacia dónde se dirige, ni cuál es esa supuesta misión que la empuja a seguir viajando sin descanso. Emeraldas no duda en batirse en duelos, enfrentarse a quien haga falta y matar si lo cree necesario.

Al mismo tiempo que el lector conoce el pasado de Emeraldas, cómo consiguió su nave y la cicatriz que casi cruza su cara, ella misma relata un encuentro fortuito con Hiroshi Umino, un joven también terrícola decidido a construir su propia nave. Tras su encuentro con Emeraldas su voluntad y ánimo se verán reforzados. Y no dudará en esforzarse todavía más para conseguir terminar la construcción de la nave. Sin él saberlo, su historia empezará a entrelazarse con la de ella hasta puntos insospechados. El lector acompañará a ambos personajes en distintos momentos de sus respectivas aventuras, para ver cómo éstas se acercan cada vez más entre sí. Al mismo tiempo que crece la leyenda de Emeraldas.

Como se ha comentado anteriormente, el apartado gráfico de Matsumoto es muy reconocible. Con figuras muy estilizadas en el caso de la protagonista, y personajes secundarios bastante toscos en su diseño. Algo en lo que el autor hace énfasis para acrecentar el mito de Emeraldas, ya que ésta es única y perfecta.  Como los mangas más representativos de los setenta, gran parte de la expresividad de los personajes proviene de su fisicalidad, es decir, de la expresión de sus cuerpos. En este caso es especialmente importante debido a que las acciones suelen ocurrir siempre en naves espaciales, o superficies peligrosas como satélites o planetas poco habitados.

Matsumoto no se corta lo más mínimo en presentar situaciones violentas y resolverlas con la muerte de uno o varios personajes. No huye de esas representaciones, pero tampoco se recrea en ellas. Donde sí se recrea algo más es en los monólogos de Emeraldas, a quien presenta como una mujer compleja y con un tono existencialista en su forma de enfrentarse a su autoimpuesto viaje. La protagonista es dura e implacable, actúa como jueza y ejecutora con aquellos que se cruzan en su camino intentando detenerla. Y, al mismo tiempo, será amable con aquellas personas como Hiroshi, que tengan valor y un buen corazón.

El autor consigue mantener un equilibrio perfecto entre las escenas de acción, y los momentos solitarios de reflexión de la protagonista. Aunque se encuentra embarcada en una aventura sin fin aparente, los monólogos de Emeraldas consiguen transmitir una melancolía que sólo acrecenta el interés del lector por su historia.

Hay que tener en cuenta que Matsumoto ha dotado a sus obras de un universo propio único al que ha denominado el Leijiverso. En él, el Queen Emeraldas puede cruzarse en su viaje con personajes de otras obras como el ya mencionado Capitán Harlock, Galaxy Express 999 o Space Battleship Yamato. No es necesario haber leído ninguna de éstas para entender a la perfección la historia de Queen Emeraldas, pero quienes hayan leído con anterioridad Capitán Harlock, encontrarán algunos detalles muy interesantes.

Leiji Matsumoto es una de las leyendas vivas del manga de la que, por fin, podemos disfrutar una de sus mejores obras en castellano, gracias a Satori Ediciones. La serie completa de Queen Emeraldas cuenta con dos volúmenes de más de cuatrocientas páginas. El segundo saldrá a la venta el mes que viene, por lo que en breve estará disponible la historia completa.

Si bien mucha gente suele tener reticencias ante obras consideradas clásicas, y ésta lo es, porque presuponen que serán demasiado serias o no les va a interesar, Queen Emeraldas gustará a todo tipo de lectores a partir de la adolescencia. Es, también, una muy buena forma de entrar en el Leijiverso y disfrutar de aventuras espaciales con personajes carismáticos y muy divertidos.

Título: Queen Emeraldas
Guion, dibujo y color: Leiji Matsumoto
Edición Nacional: Satori Ediciones
Edición Original: Kodansha
Formato: Rústica con sobrecubierta, 416 páginas
Precio: 21,00€