¡Achís! Una recopilación de historias cortas de Naoki Urasawa

Naoki Urasawa es considerado el maestro del suspense. Tiene en su haber una gran cantidad de obras y todas de mucha calidad, hablamos de ellas hace tiempo en un estupendo artículo que podéis encontrar aquí. Pero, si hay que buscarle un punto débil, es que sus finales no siempre son del gusto de todo el mundo pues a veces son algo atropellados o anticlimáticos. Con ¡Achís! (Kushami en japonés) Urasawa se nos descubre como un maestro de las historias cortas, de las narraciones breves con un final sorpresa que cogen al lector con la guardia baja. Si, como un estornudo.

Este tomo recopila ocho historias cortas y finaliza con un comentario del autor sobre cada una de ellas a modo de contenido “extra”.  Cada una de estas historias muestra una parte personal del autor. No es solo que Urasawa sea un conocido amante de la música, en concreto del rock, como ya se podía observar en otras obras suyas como 20th Century Boys, sino que en una de las historias que componen este tomo llega a ser realmente personal. Pero no entremos en spoilers y veamos de qué tratan.

La primera historia, titulada Damiyan, trata sobre un par de mafiosos rivales y un chico con poderes sobrenaturales. Es una historia que deja de ser pronto de corte negro para ser casi una comedia de enredos. Las cosas se empiezan a ir de madre rápidamente cuando tratan de utilizar esos poderes y un pobre matón acaba aprendiendo una valiosa lección. Es una historia divertida y muy rápida de leer y el autor va añadiendo pequeños giros donde es difícil saber qué pasará en la siguiente página.

 

¡Lanza apuntando a la luna! Es la segunda historia de este recopilatorio y está co-guionizada por Takashi Nagashaki, con el que trabajó en Pluto. Esta es una de las tramas más completas y es, afirmado por el propio autor, incluso demasiado compleja para las pocas páginas que son.  Un periodista frustrado, un hombre capaz de predecir el futuro, corrupción todo ello se da la mano en un manga que, personalmente, recuerda mucho a lo visto en 20th Century Boys sin tener nada que ver

Los maduritos lo componen en realidad dos historias publicadas en 2013 y 1014. Tal y como su título indica trata sobre un grupo de hombres maduros que tocan y aman la música. El autor se permite aquí romper un poco el esquema de páginas y dibujar con libertad, representando incluso a cierto músico famoso al que admira.

La cuarta historia trata de dos ratones. Henry y Charles cuyos nombres dan título a este manga. Imitando las historias clásicas de los Looney Toones e incluso dibujado a todo color para que se parezca aún más, las peripecias de estos dos tragones roedores se centran en el humor. Un humor de golpes, de meteduras de pata, de caídas mientras tratan de hacerse con un pastel sin que se despierte el gato de la casa. Muy sencillo en esencia pero también muy sincero y redondo en su ejecución.

It’s a Beautiful Day está basado en una anécdota que le contó al autor su amigo Kenji Endo (si, mismo nombre y apellidos que los protagonistas de 20th Century Boys). Endo, que era músico, le contó una pequeña historia que ocurrió un día tras salir de un bolo. La historia en sí es muy costumbrista y no tiene mucho más sin embargo aquí lo más relevante es la implicación personal que tiene para el autor haberla podido realizar tal y como explica en las notas que la acompañan.

Música Nostra, la sexta historia, parte de la misma base que Los maduritos. Hombres maduros que tocan y aman la música. Una apuesta arriesgada por parte del autor que funcionó bien y, al igual que la otra, se toma libertad a la hora de narrar y montar las páginas haciendo que destaque.

La penúltima de las tramas se titula Reino Kaijû. Este relato se centra en el clásico japonés de los monstruos gigantes, pero también guarda algo de crítica hacia la occidentalización de dicho género. Partiendo de la base de que los Kaijus existen y Japón ha hecho negocio de los ataques de los mismos, la trama gira alrededor de un estadounidense fanático de estas criaturas que viaja a Japón para ver uno en persona. Allí descubre que la realidad no es cómo la venden en el cine.

Y por último Solo mission es una historia creada por encargo para el 40º aniversario de la revista francesa Metal Hurlant. Aquí el autor trata de hacer ver como es la vida diaria de un superhéroe galáctico. Muy breve y un poco extraña, ya que el autor trata de que parezca un comic clásico occidental pero divertida y con un giro final algo desconcertante en la línea del resto de relatos.

Así tenemos una recopilación de mangas variados del mismo autor donde explora diversas opciones a la hora de narrar. Es interesante ya que se puede observar como algunas de esas ideas fueron plasmadas y transformadas en algunos de sus mangas más conocidos mientras que otras le permiten recrearse y dibujar con total libertad saltándose sus propias reglas en favor de la creatividad y lo que quiere contar.

Este tomo será sin duda apreciado, sobre todo, por los seguidores del autor. Para quienes no lo conozcan en cambio no es un buen punto de entrada, pero hay varias historias que son muy disfrutables de por sí aunque no se conozca las filias y modos de Urasawa. Una sorpresa que a traído Planeta Cómic a España y que no será la última.

 

Título: ¡Achís!
Guion: Naoki Urasawa
Dibujo: Naoki Urasawa
Color: Naoki Urasawa
Edición:  Planeta Cómic
Formato: Rústica, 190 a color y blanco y negro 
Precio: 8,95 €