Harley Quinn: Black, White and Red, el recopilatorio de historias cortas de la reina del crimen de Gotham

En verano de 2020 la editorial DC decidió rescatar una de sus ideas más premiadas. En Batman: Black and White, se unieron los mejores equipos creativos del momento para crear una serie de historias cortas sobre Batman. Lo único que se les pedía era que los guiones fueran autoconclusivos, estuvieran o no relacionados con las tramas de los otros cómics del momento, y que el dibujo fuera en blanco y negro. Esta serie ha tenido varias etapas y equipos creativos, casi todas ellas premiadas, y ha sido recopilada en un total de cuatro volúmenes publicados en castellano por ECC.

Pues bien, como comentábamos, el verano pasado DC decidió retomar esta idea en su edición digital. Añadiendo a la mezcla el color rojo representativo de la que iba a ser la nueva protagonista del show, Harley Quinn. Nace así la serie digital Harley Quinn: Black, White and Red cuyas características eran las mismas que las de su predecesor salvo por dos puntos: esta vez los episodios se publicarían inicialmente en digital, en lugar de grapas, y se añadía el color rojo.

Con un total de diecinueve historias autoconclusivas, dos de ellas publicadas directamente en la edición en papel, Harley Quinn: Black, White and Red es un volumen que trata el personaje desde distintos puntos de vista. Con historias más o menos cercanas a la línea temporal de los cómics de Batman, lo que predomina en todas ellas es la evolución de Harley Quinn. Algunas de las historias están situadas en un universo más que reconocible, como por ejemplo el episodio guionizado y dibujado por Stjepan Šejić, creador de Harleen (ECC, 2020). Mientras otros episodios podrían pasar por historias completamente alejadas de la continuidad, como la de Tim Seeley y Juan Ferrerya, que hacen que Harley se meta en una batalla de rap clandestina.

En casos como el capítulo Fashion Victim, guionizado y dibujado por Mirka Andolfo, la historia se convierte en una especie de versión gothamita de la película Cruella (Craig Gillespie, 2021) donde Harley batalla con Catwoman respecto a estilismos y maldad. Pero siempre manteniendo la personalidad de todos aquellos personajes que aparecen por las páginas de estos micro relatos.

Además de estos capítulos alejados de los cómics más conocidos, también hay algunos episodios situados de forma independiente en otros cómics como Batman: Caballero Blanco (ECC). Aunque les lectores que hayan leído más cómics de DC encontrarán puntos de unión con otras obras, no es necesario haber leído ninguno para disfrutar de volumen. Lo mejor de este recopilatorio es la cantidad, calidad y variedad tanto de historias como de artistas.

Como hemos comentado antes, el volumen cuenta con dos historias nuevas que no aparecieron en la edición digital. Una de ellas es de David Mandel, guionista de Veep, junto al artista Adam Hughes. Pero la otra es todavía más interesante por estar creada por Paul Dini, uno de los creadores de Harley, junto a Kevin Altieri, director de Batman: The Animated Series. Una joya que no pueden perderse los fans de Harley Quinn.

Los episodios no sólo tratan la evolución de Harley, sino que les autores responsables han utilizado las páginas que tenían para reafirmar su independencia del Joker, clamar su amor por Poison Ivy (recordemos que hace poco su amor se convirtió en canon pese a llevar años queriéndose), apoyar la lucha feminista, denunciar prácticas políticas, festejar la diversidad y el amor propio, hablar de la violencia de género e incluso de salud mental. Y todo ello sin perder ni un ápice de su personalidad, ni forma de hacer las cosas. Y es que Harley Quinn se ha convertido con el tiempo en una exitosa antiheroína con demasiado trabajo por delante.

El apartado gráfico del volumen es espectacular. Cada artista ha introducido el color rojo a su antojo. Algunos lo utilizan también en el guion, lo introducen en el discurso de la historia, mientras otros lo utilizan únicamente como elemento expresivo. Pero, además, cada une de elles utiliza una técnica distinta. Teniendo en cuenta que estas historias se publicaron digitalmente, las técnicas de dibujo y coloreado varían desde el lápiz, pasando por la acuarela hasta la tinta tradicional. Aunque en muchos casos esto se haga directamente en formato digital, el uso de estas técnicas y la apariencia final de las historias, crean un volumen muy interesante en el que les lectores pueden descubrir autores dentro de la editorial.

Harley Quinn: Black, White and Red es una obra imprescindible para todes les fans del personaje. Pero, además, como hemos comentado varias veces durante la reseña, quien quiera acercarse por primera vez al personaje o descubrir nuevos equipos creativos dentro de DC puede disfrutar por completo de ella. Con historias para todos los gustos, secundarios de lujo dentro de Gotham, un buenísimo apartado gráfico y geniales guiones autoconclusivos. Y quién sabe, como ocurrió con su predecesor, quizás más adelante podamos disfrutar de más historias en blanco, negro y rojo.

Título: Harley Quinn: Black, White and Red
Guiones: Amanda Conner, Dani Strips, Daniel Kibblesmith, Erica Henderson, Frank Tieri, Jimmy Palmiotti, Joe Quinones, Jordie Bellaire, Katana Collins, Liz Erickson, Mirka Andolfo, Patrick Schumacker, Riley Rossmo, Saladin Ahmed, Sam Humphries, Sean Murphy, Simon Spurrier, Stjepan Šejić, Tim Seeley.
Dibujo: Chad Hardin, Dani Strips, Eleonora Carlini, Erica Henderson, Greg Smallwood, Javier Rodríguez, Joe Quinones, Juan Ferreryra, Marguerite Sauvage, Matteo Scalera, Mirka Andolfo, Otto Schmidt, Riley Rossmo, Stephen Byrne, Stjepan Šejić, Tom Fowler, Tom Derenick.
Edición Nacional: ECC
Traducción: Roberto Rodríguez Milán
Edición Original: DC
Formato: Cartoné, 232 páginas
Precio: 25,00€